Monday, August 9, 2010

Mariel. Treinta Años. Continuación. Sorry por la demora

Quedamos en que llegué a mi casa, enferma de gripe, con muchas ganas de comer garbanzos y que mi mamá me los hizo, tan ricos como siempre. Yo había pensado llegar a casa e inmediatamente ponerme a buscar una embajada que me diera visa para irme para ese país, pero como estaba enferma no fui a ninguna parte. Me quedé en casa recibiendo las visitas de mis vacas sagradas, Maritza, Faty, mi sobrino Roly, Elenita la del diez (el piso diez). No se si vino alguien más, pero no me acuerdo. Me acuerdo de esos, sobre todo de Roly, cuando hablamos y me dijo "Negra, lo que has hecho." "Negra....te vas cóño! Y yo..siiiii! Bue...fue mas o menos así.

Pasé unos dias en cama, siendo atendida devotamente por mi madre, mi hermana y mis amistades. No vino nadie del comité ni me hicieron ningún mitin de repudio en el barrio. Supe que Fabio Grobart, un polaco que fue fundador del partido comunista de Cuba y a la sazón ideólogo y miembro del comite central, que vivía en el mismo edificio y siempre me saludaba a mi con cariño, se había encontrado con mi madre en el elevador después de lo de la Embajada y le había dicho que no tuviera ninguna verguenza por mi, que cuando a él no le había convenido el sistema de su país, tambien habia emigrado." En aquel momento en que mucha gente del barrio la miraba de reojo, mi madre agradeció esas palabras.

Supe también que en la universidad sí me hicieron un pequeño mitin de repudio de cuerpo ausente, alentado por Ximena, la nicaraguense.

Ximena era una chica que llegó a mi aula en la universidad y pronto se hizo amiguita mía. Era muy simpática, muy extrovertida y muy mundana. No parecía nicaraguense. Era rubia, de ojos azules, pequeña de estatura, pero muy mona. De pronto se convirtió en mi gran amiga Vivia prácticamente en mi casa, hasta con el novio cubanazo que se echó, con el cual se casó enseguida porque era una loca. Ella y el novio comían y dormían en mi casa compartiendo lo que había.

Habia ido a parar a esa carrera porque según ella, era la hija del jefe del partido comunista de Nicaragua, y ella fue a estudiar Filosofía Marxista a Cuba, para prepararse como cuadro del partido. A mí me parecia que un poco muy jodedora ella como para ser cuadro de nada, pero bueno...

El caso es que cuando yo salí de la universidad por aquella purga ridícula que hicieron, ella y yo perdimos el contacto, Y lo último que supe de ella en mi vida es que había encabezado el mitin de repudio que me hicieron en la escuela. Suerte que para entonces, el mitin, Ximena, los partidos comunistas nicaraguense y cubano y toda su generación era para mi periodico de ayer. Yo estaba en punta para partir hacia el norte revuelto y brutal y feliz de estarlo que mi trabajito me había costado.

Cuando ya me estaba reponiendo de la gripe, me llamaron de casa de Enrique para que fuera para allá, porque un tío de Enrique habia llegado con un bote y venía a buscar a toda la familia.
De nuevo recogí alguna ropa y arranque para casa de Enrique.

Todo sucedió muy rápido. El tío había contratado a un capitán de barco americano y le había pagado unos miles de dólares por venir a buscar a la familia. Cuando el tío se bajó del barco para ir a la casa, el capitán se fue, con su barco y su dinero, y dejó al tío en tierra.

El pobre Ovidio, que en paz descanse, tuvo que ser devuelto a Miami en otro barco, perdió su dinero y no pudo llevarse a nadie.

Lamentándonos de eso estábamos todos en casa de Enrique cuando una madrugada, dos o tres días después de haberme ido o para alla, tocaron a la puerta. Eran como las 3 de la mañana.
Mamaita (la mamá de Enrique) fue a despertarnos y me dijo: "Patricia, te vinieron a buscar para irte." "A mi sola?" "Si.

Yo vacilé un instante, pero Enrique me dijo, "dale, dale...despues vendrán por mi."

Para mí fue desgarrador dejar a Enrique, pero la misión era irse. En ese momento, lo demás era secundario.

Continuará

(Este capítulo es continuación de éste)
Mariel. Treinta Años. Continuación. Sorry por la demoraSocialTwist Tell-a-Friend

No comments: